El embarazo y su mejor aliado, el aceite de coco.


El embarazo es una de las etapas más hermosas por las que pasan las mujeres, donde experimentan miles de emociones, sensaciones y cambios en todo su mundo. En muchas ocasiones las madres se centran en el cuidado de sí mismas para el bienestar del bebé, sin embargo, hay aspectos que se deben tener en cuenta del cuidado personal de la mamá y que en muchos casos se olvidan o simplemente se omiten entre tantas hermosas distracciones del proceso.


Ahora bien, ¿cuáles son esos cuidados que se deben tener en cuenta?, bueno pues es la piel. La piel de las mujeres que empiezan un proceso de gestación sufre muchos cambios, como por ejemplo resequedad y un estiramiento forzado, ya que se adapta al crecimiento del bebé y la buena noticia es que existen productos aliados como el aceite de coco que te pueden ayudar a que la piel se adapte mejor a estos cambios.


Lo más importante que se debe tener en cuenta es que la mamá debe mantenerse hidratada por dentro y por fuera, es por esto que el consumo constante de agua es importante para que el cuerpo tenga los nutrientes necesarios y ayude a la piel a lucir mejor y así se hidrate desde adentro. Otro hábito que debes tener, es hidratar externamente con frecuencia con aceite de coco, ya que cuenta con propiedades naturales para ayudar a la piel a estar preparada para ese proceso de cambio y de estiramiento, así puedes prevenir la aparición de estrías las cuales surgen a raíz de estos cambios repentinos y bruscos.


¿Dónde pueden notarse más los cambios y estiramientos en la piel?

  1. Abdomen: el abdomen es el primer lugar del cuerpo que empieza a estirarse por el crecimiento del bebé, mes tras mes su crecimiento es más rápido es por esto que te recomendamos que empieces a hidratar y a preparar tu piel desde el día que te enteres que estás esperando un bebé, así le aportas lo necesario a tu piel para que poco a poco se acople al cambio.

  2. Los senos: los senos también empiezan a sufrir estiramiento, ya que estos empiezan la producción de leche y poco a poco, mes tras mes, se van preparando para la producción masiva de leche para cuando nazca el bebé, en este caso te recomendamos hacer lo mismo, hidratarlos desde el día que sepas que viene un bebé en camino y síguelo haciendo mientras amamantes a tu bebé.

  3. La espalda y las piernas: estas zonas también puede que sufran cambios de estiramiento repentino por la subida de peso que generalmente sufren las mujeres sobre todo en el último trimestre del embarazo, es importante que hidrates y ayudes a tu piel a estar preparada aunque no sean las zonas directamente implicadas en el proceso del embarazo.




Si buscas hidratar de manera correcta y natural tu piel, te recomendamos el aceite de coco bio.co en la presentación de 225 gr, por su fácil uso en la piel, y además es un aceite que en su proceso de extracción y producción no se le añade ningún tipo de conservante o químico que pueda hacerle daño a la mamá o al bebé, por el contrario, aportará componentes completamente naturales que benefician la apariencia de la piel de la mamá, para tener un hermoso embarazo, parto y posparto.



380 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo