La sonrisa de las mujeres de San Bernardo del Viento

Cada mañana Yinia Núñez se despierta con la alegría de enviar a su hija de nueve años al colegio. Esta orgullosa san bernardina de contextura delgada, alta, con sus rizos atados una , encontró en Bio.co una oportunidad que no se le presenta constantemente a las mujeres de la zona. “Más que todo llega empleo para los hombres, muy poco para la mujer”, asegura.

 

Desde hace un mes, llega a las 8:00 a.m. a Bio.co, a preparar todo para las tareas de ese día. Cuando se procesa el coco, Yinia está lista para un día “intenso”, el trabajo le ha parecido tan fascinante, que en las ocasiones que hay más actividad, ella lleva su almuerzo a la planta y se dispone a adelantar sus labores. “La parte cuando se extrae el aceite, cuando se está envasando, esa satisfacción de saber que ya estás envasando todo lo que tú has hecho. Eso es una parte muy satisfactoria para mí”. Dice esto mientras se esboza una gran sonrisa en su rostro que también demuestra su orgullo y sentido de apropiación por su trabajo.

 

Yinia es técnica en educación infantil, antes de ser parte de Bio.co. Era quien ayudaba a los niños de 1º y 2º grado en su barrio con el refuerzo escolar, adelantando tareas o apoyándolos para los exámenes. En su hablar se nota su formación y experiencia con menores, su voz es dulce, habla en un tono bajo y cadente como si estuviera dando una clase y siempre mira a los ojos. Trabaja todos los días para cumplir el sueño de tener su propia casa, ayudar a su familia. Además de darle la mejor educación a su hija, quiere finalizar sus estudios y ser pedagoga en educación infantil.

 

La alegría en sus ojos cuando habla de San Bernardo del Viento refleja la razón de ser de Bio.co en la comunidad. “Me encanta ser costeña, ser de aquí de San Bernardo, un pueblo tranquilo, muy tranquilo, hay paz. Su gente muy juguetona, muy respetuosa”. Además es consciente de la necesidad de empleo para mejorar la calidad de vida de los sanbernardinos y eliminar la mala imagen de los turistas acerca de San Bernardo, por esto hace parte de Bio.co. “Ese es mi sueño, que aquí vengan más proyectos, más empresas, que San Bernardo sea un pueblo industrial, echado para adelante donde haya más empleo para que las personas no tengan que irse”.

 

Sabe muy bien que los sanbernardinos con su amabilidad y alegría, día tras día superan el rastro que dejó el narcotráfico en la zona. Ahora es un pueblo tranquilo y los turistas están descubriendo lugares maravillosos en cada rincón de San Bernardo del Viento al igual que gente maravillosa como Yinia, un personaje que a pesar del sol de medio día, no ha dejado a un lado su vivacidad y cordialidad.

  • Icono social Instagram

©2019 Creado por Connect your Brand