Este comparativo entre homicidios y muertes de civiles, sirve para observar que 2000 y 2001 son años en los que el departamento sobresale y queda por encima de los niveles nacionales, gráficos 2 y 3.
En 2006 las muertes de civiles del departamento superaron la tendencia nacional de muertos civiles en conflicto.

La afectación que han sufrido los civiles en Córdoba se entiende a partir del hecho de que este departamento fue uno de lo primeros territorios en albergar una de las estructuras más fuertes y consolidadas que tuvieron las AUC, las ACCU. Es importante tener en cuenta el carácter contrainsurgente que pretendió tener esta organización y el tipo de acciones que se desarrollaron bajo esta lógica; así la pretendida liberación del departamento de las vacunas y del temor infundido por las guerrillas, posibilitó que se llevaran a cabo diversas violaciones de los derechos humanos. Este método de guerra lo confirmó uno de los líderes paramilitares, así: “para Castaño el enemigo fundamental había sido la población civil. Él mismo lo afirma: <En guerra, un civil desarmado es un término relativo. Dos tercios de la guerrilla son miembros desarmados que operan como población civil, y colaboran con la guerrilla>.

 

Fuente: Romero, Mauricio. “Paramilitares y autodefensas”, 1982-2003, p. 152.

Los retos de nuestra comunidad

La Silla Vacía, columna de opinión. Planeta Rural julio/2017.

Bio.co busca generar empleo en San Bernardo del Viento para evitar también la diáspora de jóvenes a las ciudades.

Un  paraíso en medio de la guerra

Fuente del texto: Monografía Político Electoral Departamento de Córdoba 1997 a  2017.  https://moe.org.co/home/doc/moe_mre/CD/PDF/cordoba.pdf

Aunque para este momento ya existían algunos frentes de las ACCU distribuidos entre Antioquia y Córdoba, es con la firma de constitución de AUC, que empezaron a reconocerse formalmente los frentes y bloques de cada una de las zonas del país. Córdoba albergó tres bloques: el bloque Élmer Cárdenas13 comandado por Fredy Rendón Herrera, alias el Alemán, con asiento en los municipios de San Bernardo del Viento, Moñitos, Lorica, San Pelayo, Cereté, Los Córdobas y Puerto Escondido.

Las labores militares de cada uno de estos bloques situados en Córdoba determinaron el incremento de violencia contra la población civil, puesto que perpetraron varias masacres entre ellas las de 1999, en 2000, 2001, 2003, en un único municipio, Tierralta.

"Principalmente, los problemas de los jóvenes rurales en el territorio son el alcoholismo, los embarazos a temprana edad, la deserción escolar, la poca oferta de empleo y la baja oferta educativa. La falta de formación universitaria y de ofertas de empleo hace que los jóvenes tengan que desplazarse a otras ciudades como Bogotá o Medellín para lograr estudiar o conseguir un trabajo".